URGENCIAS

+54 11 5320 0196

Primeros pasos

20 mayo, 2019

Uno de los aspectos que más llama la atención al fijarse en el andar de los bebés es la dirección en la que apuntan los #pies. 🚶
.
Pero ¿a qué se deben estas alteraciones? En ocasiones, la forma de los pies pueden ser las causantes, pero la mayoría de las veces la respuesta no está ahí. La exploración es fundamental para localizar el origen de la alteración rotacional, porque normalmente la orientación de los pies se debe a la forma que tienen los #huesos de nuestras #piernas, es decir, el #fémur y la #tibia.

Todos los bebés tienen una especie de almohadilla de grasa en la planta del pie y por eso sus pies son gordezuelos y planos.

A partir de los 12 meses, esa grasa desaparece y empieza a formarse el arco plantar o puente del pie.

Se puede ver que el pie tiene ya un poco de forma cuando está en reposo, sin apoyar. Pero cuando el bebé se pone de pie, por el peso del cuerpo, ese arco o bóveda plantar, se aplana.

A medida que pasa el tiempo, los músculos y ligamentos que forman la bóveda del pie, se van fortaleciendo y ya no ceden cuando el niño camina.

Si tenés dudas, contactame y coordinamos una consulta.