FRACTURAS

Afortunadamente, la mayoría de las fracturas en la infancia son menores, sólo un 20% requieren reducción. El tratamiento suele ser sencillo pero hay que saber cuándo intervenir y cuándo dejar que la naturaleza siga su curso.

Existen grandes diferencias entre el hueso infantil y el del adulto:

  • Gran elasticidad.
  • El periostio que lo envuelve es muy Grueso y le dará resistencia ante los traumatismos.
  • Ante un traumatismo, siempre cederá el hueso antes que las estructuras adyacentes como los ligamentos.
  • Cartílago de crecimiento o placa de crecimiento (Fisis).
  • Tiempo de consolidacion de las fracturas mas cortos y la falta de unión es rara.
  • El fenómeno de Remodelación de las fracturas anguladas en los niños depende de los años restantes de crecimiento, la proximidad de la fractura a una fisis de rápido crecimiento y de la magnitud de la deformidad angular.

TRATAMIENTO

Se pueden diferenciar 4 períodos dependiendo de la edad en donde varía la incidencia en el tipo de fractura que presentan y la forma de tratamiento:

  • 0 a 2 años: Baja incidencia de fractura (5%) localizadas sobre todo en el antebrazo, fémur y tibia. Normalmente ocurren en el hogar. El tratamiento suele ser inmovilización con yeso.
  • 3 a los 6 años:La incidencia aumenta a un 13 %, localizadas en el antebrazo y codo (fracturas supracondíleas de húmero).
  • 6 a los 11 años:Etapa de mayor incidencia (42 %) mayormente localizadas en el antebrazo (cúbito-radio)y codo. Generalmente ocurren en la escuela o al aire libre.
  • Desde los 11 años:La incidencia es de un 40% y se localizan en los miembros superiores e inferiores (fémur- tibia).