¿Cómo prevenir el cáncer de piel?

7 diciembre, 2017

El verano esta cada vez más cerca y el sol más fuerte. Les cuento sobre los factores de riesgo y las medidas de prevención que hay que tomar para que la exposición a los rayos UV no sean un problema para nuestra salud.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de piel tipo melanoma?

Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de que usted padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar y la exposición excesiva a la luz solar, se pueden controlar, Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

No obstante, el tener un factor de riesgo, o incluso muchos factores, no significa que una persona padecerá la enfermedad. Además, algunas personas que adquieren la enfermedad puede que tengan pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos.

Hay varios factores de riesgo que pueden hacer que una persona tenga más probabilidades de padecer melanoma.

Exposición a la luz ultravioleta (UV)

La exposición a los rayos ultravioleta (UV) es un factor de riesgo principal para la mayoría de los melanomas. La luz solar es la fuente principal de la radiación ultravioleta. Las lámparas solares y las camas bronceadoras también son fuentes de radiación ultravioleta.

Aunque los rayos UV representan sólo una pequeña porción de los rayos del sol, son los principales causantes de daño solar en la piel. Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel. Los cánceres de piel comienzan cuando este daño afecta el ADN de los genes que controlan el crecimiento de las células de la piel.

La naturaleza de la exposición a la luz ultravioleta podría desempeñar un papel en el desarrollo del melanoma. Por ejemplo, el melanoma en el tronco (pecho y espalda) y las piernas ha sido vinculado a las quemaduras de sol frecuentes (especialmente en la niñez). Esto también podría tener algo que ver con el hecho de que estas áreas no están constantemente expuestas a la luz UV. Algunos expertos creen que los melanomas que se originan en estas áreas son diferentes a aquellos en el rostro, el cuello y los brazos, donde la exposición al sol es más constante. Asimismo, cualquiera de estos melanomas es diferente a los que se originan en las palmas de las manos, las plantas de los pies, debajo de las uñas o en las superficies internas, como lo son la boca y la vagina, a donde ha habido poca o ninguna exposición solar.

Lunares

Un lunar (también conocido como nevus o nevo) es un tumor pigmentado benigno (no canceroso). Por lo general, los lunares no están presentes en los bebés al momento de nacer, sino que empiezan a aparecer en la infancia y cuando las personas llegan a ser adultos jóvenes. La mayoría de los lunares nunca causará ningún problema, aunque una persona que tiene muchos lunares es más propensa a padecer melanoma.

Piel muy blanca, pecas y cabello claro

El riesgo de padecer melanoma es mucho mayor en las personas de piel blanca. Las personas de piel blanca con cabello rubio o pelirrojo, que se queman o se llenan de pecas con facilidad, están bajo un mayor riesgo.

Antecedente familiar de melanoma

Su riesgo de padecer un melanoma es mayor si uno o varios de sus familiares de primer grado (madre, padre, hermano/a, hijo/a) han tenido melanoma. Aproximadamente 10% de todas las personas con melanoma tienen antecedentes familiares de esta enfermedad.

El aumento en el riesgo pudiera deberse a que compartieron un estilo de vida de exposición frecuente al sol en la familia, una familia de piel muy blanca, ciertos cambios genéticos (mutaciones) que son más frecuentes en una familia, o una combinación de factores.

¿En qué debo fijarme durante un autoexamen de la piel?

Los carcinomas de células basales pueden aparecer de distintas maneras:

  • Áreas planas, firmes, pálidas o amarillas,  similares a una cicatriz
  • Manchas rojizas elevadas que podrían causar comezón
  • Protuberancias enrojecidas o rosadas, translúcidas, brillosas y nacaradas que pueden tener áreas de color azul, marrón o negro
  • Crecimientos de color rosa con bordes elevados y un área inferior en su centro, que podría tener vasos sanguíneos anormales esparcidos
  • Llagas abiertas (que puede tener supuración o áreas costrosas) que no se curan, o que se curan y luego regresan

Los carcinomas de células escamosas pueden aparecer como:

  • Manchas rojas que son ásperas o escamosas, y que podrían sangrar o formar costra
  • Crecimientos o protuberancias elevados, a veces con un área inferior en el centro
  • Llagas abiertas (que puede tener supuración o áreas costrosas) que no se curan, o que se curan y luego regresan
  • Crecimientos similares a verrugas

Estos dos tipos de cáncer de piel pueden presentarse como un área plana que sólo muestra leves cambios comparados con la piel normal.

¿Qué medidas de prevención podemos tomar?

Aplique generosamente protección solar con un amplio espectro, y resistente al agua con un Factor de protección solar (SPF) de 30 o más en toda la piel expuesta. Las pieles más blancas son las más sensibles, se recomiendo factor (SPF) de 60 o más.  Los protectores de “Amplio espectro” proporcionan la protección contra los rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB). Reaplique aproximadamente cada dos horas, incluso en días nublados y después de nadar o sudar.

Use ropa protectora, como una camisa de manga larga, pantalones, un sombrero de ala ancha y anteojos de sol, siempre que sea posible.

Buscar la sombra cuando sea apropiado. Recuerde que los rayos del sol son más fuertes entre las 10:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde. Si su sombra es más pequeña que usted, busque la sombra.

Tenga más cuidado cerca del agua, la nieve y la arena, ya reflejan e intensifican los rayos dañinos del sol, aumentando las probabilidades de quemaduras.

Obtenga vitamina D en forma segura a través de una dieta saludable que puede incluir suplementos vitamínicos. No se exponga al sol para obtener vitamina D.

Evite las camas de bronceado. La luz ultravioleta de sol y de las camas de bronceado pueden causar cáncer de piel y arrugas. Si usted quiere estar bronceado, considere el uso de un producto de autobronceado o spray, pero continúe usando un protector solar.