8 preguntas claves sobre la cirugía percutánea de pie

3 noviembre, 2017

Con el equipo médico especializado en cirugía percutánea de pie, hemos decidido responder algunas preguntas frecuentes acerca de este tratamiento para dar seguridad sobre su efectividad y procedimiento. Esta cirugía debe ser realizadas por equipos médicos especializados ya que requiere un gran entrenamiento y una curva de aprendizaje muy larga.

 

– ¿En que consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en tratar deformidades del pie por mínimas incisiones (1-2 mm) de piel a diferencia de la cirugía convencional en la que las incisiones son más grandes.
Esta técnica quirúrgica se realiza para tratar patologías como Hallux Valgus (juanetes),  Hallux Rígidus, Dedos en garras,  Metatarsalgia , Neuroma de Morton y Clinodactilia, Exóstosis, Pies Planos, y otras menos frecuentes.

 

– ¿Quienes deben o pueden hacerlo?

La indicación quirúrgica va a depender de cada paciente en particular pero cualquier paciente que tenga una deformidad en el pie es propenso de ser tratado con este tipo de técnica quirúrgica.

 

– ¿Que estudios debe hacerse el paciente antes del mismo?

Por lo general con radiografías de frente, perfil y oblicua, o simplemente con el apoyo corporal, uno puede hacer el diagnóstico de la deformidad y el grado de severidad de la misma. Si necesita algún estudio complementario se puede pedir una resonancia, una tomografía y ecografía dependiendo de lo que tenga el paciente.

 

– ¿Es doloroso?

Una de las ventajas que tiene este tipo de cirugía es que el postoperatorio es mucho menos doloroso que la cirugía convencional en la cual se realizan incisiones grandes. No se recurre a una anestesia general, de esta forma el paciente se puede ir el mismo día a la casa caminando.

 

– ¿Hay contraindicaciones?

Por lo general este tipo de procedimiento no tiene contraindicaciones, pero hay pacientes con enfermedades reumatológicas, coagulopatía, vasculopatía y alergia a los analgesicos locales que deben ser estudiados con el equipo médico para valorar si se les puede realizar cirugía.

 

– ¿Que recaudos debe tomar el paciente luego del tratamiento?

El paciente debe saber que después de la cirugía  va a tener un zapato de horma rígida que va a usar durante tres semanas. Podrán reincorporarse a las actividades laborales en un mes aproximadamente dependiendo de cual fuera la misma. Si sus actividades cotidianas le requieren estar mucho tiempo parado, el periodo de recuperación se puede alargar ya que el pie se inflama demasiado al estar de pie.
Con el transcurso de los meses esa inflamación va a ir disminuyendo hasta desaparecer.

 

– ¿Hay distintos métodos de tratamiento? ¿Cual se aplica?

Los diferentes métodos de tratamiento son la cirugía convencional o abierta, y la (MISS) cirugía minimamente invasiva. Nosotros aplicamos la MISS, cirugía percutánea mínimamente invasiva  que trata la deformidad por mínimas incisiones.

 

– ¿Qué tecnología se utiliza para el tratamiento?

El procedimiento se realiza por un sistema de micro fresas que lo que hacen es entrar por mínimas incisiones y modelar el hueso y así realizar la corrección dañando en menor  medida las partes blandas lo que provoca una menor inflamación, genera menos dolor postoperatorio disminuyendo además el riesgo de infección, acelera la rehabilitación, nos da resultados estéticos mejorados y reincorporación a las actividades más veloz.