¿Cómo lograr un desarrollo sano de los huesos en la niñez?

20 octubre, 2017

Con una dieta variada y un control pediátrico adecuado para detectar cualquier alteración del crecimiento

LOS ALIMENTOS AMIGOS
1. Desayuno energético Es una de las comidas más importantes del día, que debe aportarles una buena parte de los nutrientes que deben tomar diariamente. Si se saltan el desayuno empezarán el día sin fuerzas y será difícil que el resto de comidas puedan aportar todo lo que necesitan. Procura que el desayuno incluya leche o yogur, pan con mantequilla, cereales o galletas (poco industriales), y una pieza de fruta o un zumo natural.
2. Huevos, la súper proteína Los huevos tienen la proteína natural animal de mayor calidad, ya que es el único alimento que contiene todos los nutrientes básicos que el organismo necesita. Pero no abuses de este alimento, con tres huevos a la semana tienen suficiente.
3. Grasas saludables. Necesitan grasas para crecer y tener energías suficientes. Lo único que tienes que procurar es que sean de calidad, como las del aceite de oliva, el pescado, los frutos secos, el queso… y no las de los pasteles.
4. Yogures a diario Los yogures son una excelente fuente de calcio para tus hijos; fáciles de digerir y protectores de la flora intestinal. Ideales en el desayuno, la merienda o el postre y lo mejor para los niñas y niños a los que no les gusta la leche. Pero selecciónalos bien, porque algunos contienen demasiados azúcares extra. Una idea deliciosa y saludable es añadirle tú los trocitos de fruta.
5. Frutas y verduras Deben tomar al día al menos cinco raciones de frutas o verduras frescas. Dales fruta de postre y cuando tengan hambre entre horas. Elige frutas que les llamen la atención y prepárales las verduras de forma apetitosa para que les entren por los ojos y el paladar (compra las de temporada). Que en las comidas no falte nunca una ensalada. Mejor zumos naturales que envasados, contienen azúcares encubiertos.
6. Pasta, el gran aliado Este alimento les encanta  y es muy beneficioso desde el punto de vista nutricional: aporta hidratos de carbono de digestión lenta, lo que supone grandes reservas de energía y saciarles el hambre durante más tiempo. Además, en los platos de pasta puedes ‘colarles’ verduras, atún, aceitunas, carne, bechamel, moluscos.
7. Papas todo el año. Las papas son otra excelente fuente de hidratos de carbono de digestión lenta y un alimento que admite muchas preparaciones que gustan: tortilla, patatas fritas, cocidas, en ensalada, puré… te sirven para preparar platos durante todo el año.
8. El rico arroz El arroz blanco con tomate frito es un plato que le gusta mucho a niños y niñas. Con un huevo frito les aportas los hidratos y proteínas que necesitan. Mejor tomate frito de lata o casero que ketchup.
9. Necesitan proteínas Son imprescindibles para su crecimiento y sus músculos. Lo importante es elegirlas correctamente: carne magra, pescados, queso, pollo, huevo, legumbres. Procura que la cantidad que tomen siempre sea menor que la de hidratos de carbono.
10. Legumbres y cereales El pan y las legumbres son los alimentos que no deben faltar en la dieta de tus hijos, ya que les aportan la fibra indispensable para que su cuerpo funcione. El pan es fácil de comer, pero procura que sea de panadería, no de molde, colines o tostado, que contienen grasas y azucares. Aunque niñas y niños suelen odiar las legumbres, debes ingeniártelas para que las coman, son un importante seguro para la salud: en purés, en ensalada.

Consejos a tener en cuenta: Alimentar al niño o niña en un ambiente tranquilo y placentero. Ordenar horario de las comidas. Limitar número de personas que alimentan al niño o niña. Favorecer autonomía del niño o niña. Eliminar ingestas innecesarias entre horas. No exigir pautas de comportamiento rígidas. No utilizar el alimento como premio / castigo.