URGENCIAS +54 11 5320 0196CONSULTORIO +54 11 4823-0023 / 4806

Qué es el retropie?

10 marzo, 2017

Claramente no se trata de un Pie de los años 70′

Se trata de un pie con un arco longitudinal muy elevado (cavo) al que se asocia la deformidad en varo del retropie o talón. Esto produce que el pie durante la marcha realice su apoyo en todo su reborde externo con retracción de los dedos (dedos en garra). Es una patología rara en los niños.El dolor suele presentarse en la adolescencia o en la edad adulta por hiperapoyo en la cabeza de los metatarsianos y el talón. Alrededor del 80% de los pies cavos en el niño se deben a alteraciones neuromusculares, que en algunos casos son de índole familiar. Las enfermedades neurológicas más frecuentes en estos niños son: la enfermedad de Charco-Marie-Tooth, el disrafismo espinal y la lesión motora cerebral.

INCIDENCIA

El pie cavo es bastante frecuente entre la población general, aunque en sus formas más leves. Estos casos de pie ligeramente cavo no tienen por qué recibir un tratamiento específico, siempre que no ocasionen molestias ni dificulten la marcha. La edad de presentación está entre los ocho y doce años, aunque en ocasiones un paciente puede presentar el primer dedo en el nacimiento.

Causas

En el 80% de los casos, el origen del pie cavo está relacionado con una enfermedad neurológica. Existe una alta posibilidad de que esta alteración se produzca por una afectación neuromuscular razón, por lo cual es de gran importancia que el paciente con pies cavos acuda a un especialista para que este determine el origen exacto de su problema. También hay ocasiones en las que la causa es idiopática, pues el aumento de la bóveda plantar se presenta sin una causa que lo justifique. Por otro lado, los especialistas afirman que esta afección tiene una alta frecuencia familiar, aunque no se ha podido identificar una transmisión hereditaria real.

TRATAMIENTOS

El tratamiento es conservador mediante el uso de plantillas de apoyo metatarsal, y el tratamiento quirúrgico está indicado cuando la deformidad grave e incapacitante.

  • Fasciotomia plantar.
  • Tranferencia del tibial posterior a dorso.
  • Osteotomia percutánea del calcáneo.
  • Triple artrodesis en los casos severos.