URGENCIAS +54 11 5320 0196CONSULTORIO +54 11 4823-0023 / 4806

El deporte y los huesos

20 enero, 2017

Además de una dieta rica en calcio, la actividad física es también muy importante para la formación de huesos fuertes y sanos. La actividad física es una manera de comunicarle a sus huesos que necesitan ser fuertes. Igual que al hacer ejercicios sus músculos se tornan más grandes y fuertes, el ejercicio obliga a los huesos a trabajar más, lo cual ayuda a reforzar y crear mayor masa ósea.

El formar mayor masa ósea es muy importante entre los niños y adolescentes porque es en esa edad que los huesos crecen más. Los estudios demuestran que pasar largos períodos de tiempo con poca o ninguna actividad física puede resultar en pérdida de la masa ósea, lo cual aumenta los riesgos de osteoporosis o fracturas de los huesos.

Actividades que someten a los huesos a peso, tal como caminar o correr, son las mejores formas de actividad física para fortalecer los huesos y hacer que trabajen más. Una actividad física que con peso es toda aquella en que sus pies y piernas tengan que cargar con vuestro peso. El impacto de ese peso sobre sus músculos le ayuda a fortalecer sus huesos.

Los mejores ejercicios para construir y mantener huesos fuertes son los ejercicios que las piernas deben soportar nuestro peso y actividades de fortalecimiento muscular.
Los ejercicios con carga son cualquier actividad realizada de pie, tales como caminar, correr y bailar. Cuando sus pies y piernas soportan su peso, sus huesos tienen que trabajar más, haciéndolos más fuertes.
Ejercicios de fortalecimiento muscular son cualquier actividad que requiera sus músculos a trabajar más duro de lo normal, como la musculación, fitness. Este tipo de ejercicio de resistencia trabaja los tendones que unen el músculo al hueso, que a su vez aumenta la resistencia ósea.
Hay que destacar que todas las formas de actividad física le ayudará a mantener sus huesos aptos para el propósito y reducir el riesgo de caídas. El buen equilibrio, coordinación y resistencia, así como la confianza que viene de ser regularmente activos, serán todos reducir la posibilidad de una caída.

Edad para fortalecer los huesos

Los años clave para fortalecer los huesos es hasta los 25 años, cuando el esqueleto está creciendo. Este es un período crítico durante el cual tenemos la oportunidad de construir mayor cantidad de hueso como sea posible para que nos dure para toda la vida.

Las ganancias logradas durante la juventud ponen el esqueleto en una mejor posición para soportar la pérdida ósea que se produce con la edad. Después de alrededor de los 35, la pérdida de hueso aumenta gradualmente como parte del proceso de envejecimiento natural.

Sin embargo, la actividad física regular, ayudará a mantener los huesos fuertes y reducir la tasa de pérdida de masa ósea, incluso en personas con osteoporosis. Llevar una vida activa puede reducir a la mitad el riesgo de fracturas de huesos, sobre todo en la cadera.

Ejercicios de alto impacto

Por la fuerza del hueso, largas sesiones de ejercicio no siempre son necesarias y combates breves de ejercicio de alto impacto son suficientes. ejercicios de alto impacto, que son cualquier cosa que implica correr o saltar, proporcionan una estimulación al esqueleto, incluyendo las caderas y la columna vertebral.

Unos pocos impactos son suficientes para estimular el proceso para fortalecer los huesos en el cuerpo, dice Sarah Leyland de la Sociedad Nacional osteoporisis . Por ejemplo, correr 10 pasos proporciona 10 impactos cuando te impulsas y 10 impactos cuando apoyas. Haga esto cinco veces al día y ya habrá sumado 100 impactos, lo que es probable que produzca un efecto positivo sobre la resistencia ósea.

También puede trabajar huesos específicos. La investigación ha descubierto que el brazo que utilizan las personas que han jugado a cierto nivel a tenis, es más fuerte que el otro.

Más allá de los 30 años, no fortaleceremos los huesos, pero la actividad regular nos ayudará a frenar la perdida de huesos causada por el envejecimiento.

Ejercicios de alto impacto y altas cargas no esta recomendado para los huesos de la columna y no se recomiendan para las personas en riesgo de una fractura.

Sin embargo, las actividades de bajo impacto, como caminar y cintas de correr pueden ayudar a disminuir la tasa de pérdida ósea y mejorar el equilibrio y la fuerza muscular, lo que ayudará a reducir el riesgo de caídas.

Averiguar qué actividades y ejercicios son buenos para los huesos, dependiendo de su edad, nivel de condición física y la resistencia ósea.